abril 16, 2021

19 de Enero 2017

Al paso del tiempo lo único que te preguntaras será cuantas cosas dejaste de hacer por el miedo y el pasado que te encadena, así pues date el permiso de arriesgar y jugar el todo por el todo en busca de tus sueños, lo peor que te puede pasar es que consigas algo distinto a lo que esperabas, y aún así habrás aprendido y crecido en el camino sin los remordimientos de haberte rendido a los primeros obstáculos que encontraste.

Parte de crecer significa equivocarse, para aprender de los errores y evolucionar hacia algo mejor de lo que antes eras.

Cuánto tiempo más castigarás a aquellos que se equivocaron contigo antes de permitirte si quiera ver si aprendieron en el camino de su error? Cuánto tiempo más te castigarás a ti mismo antes de aprender de las equivocaciones que te llevaron a estar donde estas hoy? Cuánto tiempo más los juicios sobre tu actuar o el actuar de otros te mantendrá paralizado por miedo a que se repita el pasado?

Y si tan solo te dieras el permiso de ver en tu interior, como observador y no como juez, cuántas cosas verías? Cambiaría tu percepción de tu actuar o del de los demás?

Cuántas veces te ha paralizado tu juez interno, saboteando tus sueños y tus relaciones con otros, dictando sentencia sin aprender del ayer? Date el permiso de escuchar tu interior, puedes encontrar muchas respuestas a tus errores y comprender el actuar de otros al hacerlo.

Tu voz interior no es tu juez, ni el ruido que otros han metido en tu mente, es tu SER, tu escencia capaz de entender sin juzgar, de aceptar y perdonar. Es en el dialogo con tu voz interior que aprendes, que observas sin crear expectativas, que equilibras tu vida y construyes una mejor relación contigo mismo y con quienes te rodean, que eres capaz de aceptar y aceptarte tal cual eres, a pesar del pasado y de los errores, donde encuentras la congruencia entre tu intención, tu actuar, tu pensar, tu decir y tu sentir.

Al escuchar tu voz interior serás capaz de equilibrar aquello que eres con lo que haces y obtener aquello que quieres en tu vida. Es este equilibrio lo que te permitirá vivir de una manera congruente con los que te rodean; sin callarte aquello que sientes, piensas o deseas, pero logrando expresarlo sin lastimar a aquellos que te rodean aún cuando no estén de acuerdo con tu forma de pensar o tu decisión.

Cada error que vez desde la perspectiva de tu voz interior te permite abrirte a una nueva oportunidad en tu vida y en lugar de perderte en los juicios puedes reconocer las oportunidades de crecimiento para una mejor relación más integral contigo mismo o al relacionarte con aquellos que forman parte de tu vida y de tus experiencias de vida, viviendo desde el momento que tienes entre tus manos, dejando atrás el miedo al futuro y a que se vuelva a dar la situación, y también dejando atrás el futuro y la incertidumbre de que algo pudiese salir mal.

Puede que te hayas perdido

A %d blogueros les gusta esto: