abril 16, 2021

23 de Febrero 2017

La vida es como un juego de cartas, hasta los 15 años es poco el control que tienes sobre las cartas que la vida te da, a partir de ahí lo que importa es de que manera juegas tus cartas, a partir de ahí son Tus decisiones y el cómo tomas los eventos que no esperabas lo que marcan el juego que llevas, a partir de ahí son Tus resultados y no los de las circunstancias de tu vida lo que forja tu presente y tu futuro.
La vida nos da muchas oportunidades de aprender del pasado y de los errores, si no aprendes a la primera te pondrá en una situación que te generará las mismas emociones y el mismo dolor para ver si esta vez aprendes lo que debes aprender, y sí la segunda vez tampoco aprendes? Bueno, la vida nos da muchísimas oportunidades de aprender, tu decides cuántas veces quieres pasar por lo mismo antes de por fin aprender… 
Si tuvieras la oportunidad de cambiar algo que has hecho o has dejado de hacer, ¿qué cambiarías? ¿Qué decisiones te han marcado lo suficiente para saber que si pudieras no las volverías a tomar?  ¿A cuántas personas has lastimado y ahora que lo piensas dos veces querrías poder hacer las cosas distintas que en aquel momento?  ¿Cuántas cosas dejaste de hacer por el miedo a fracasar y si tuvieras otra oportunidad lo harías? ¿Cuántas oportunidades dejaste ir por estar tratando de escapar al dolor y de todas maneras el dolor te alcanzó?

¿Cuántos días, meses o años de tu vida has desperdiciado pensando en esto? ¿Cuánto tiempo más vas a dejar pasar antes de Tomar Acción para ir hacia donde quieres? ¿Cuánto tiempo más vas a permitir que se te escape antes de construir desde Tú Realidad?  ¿Cuánto tiempo más te vas a quedar atrapado en las cadenas del dolor y del pasado, repitiendo una y otra vez la misma historia esperando a ver si con otras personas o en otras circunstancias cambia el final sin que tu tengas que soltar esa historia o esa decisión que te marcó?

Mientras sigas aferrado a vivir desde ese pasado, mientras sigas aferrado a vivir una y otra vez esa historia por querer cambiar su final, mientras sigas aferrado a esperar que tu presente fuese distinto, mientras sigas aferrado al sufrimiento y al arrepentimiento por lo que hiciste y dejaste de hacer, mientras sigas queriendo cambiar tu presente deseando que tu pasado fuese diferente, JAMAS vas a poder avanzar.

Suelta esa historia, deja atrás esas cadenas y permítete construir tu futuro desde el hoy, el pasado pasó por una razón, para que pudieras aprender de él, no para que pudieras torturarte con el.

Puede que te hayas perdido

A %d blogueros les gusta esto: