abril 14, 2021

2 de Marzo 2017

Nadie debe decir que será fácil lograr lo que se quiere, el camino para lograr los sueños, independientemente de cuales sean, no es sencillo, duele, y a veces tal vez duela mucho, y es un camino en el que existen muchos obstáculos, el primero de ellos es combatir nuestro Ego, ese Ego que nos busca mantener en el Pasado, que nos recuerda los errores que cometimos o las oportunidades que dejamos ir… ese Ego que nos hace caer en la Mediocridad y hacer las cosas a medias tintas, que nos hace buscar lo fácil tan sólo para sobrevivir sin darnos el permiso de Vivir… ese Ego que nos hace perdernos en la Soberbia, que nos hace creer que estamos bien, que nuestro punto de vista es el único valido, que nuestra forma de hacer las cosas es siempre la mejor, que nos hace perdernos de poder seguir el camino haciéndonos creer que ya hemos llegado hasta el final. Ese es el principal obstáculo a vencer, nuestro Ego, nuestras propias limitaciones aprendidas, nuestro propio dolor e indecisión, una vez que se logra romper esa barrera y podemos seguir avanzando es como el alpinista que mientras va subiendo el paisaje que le muestra la montaña es más majestuoso y el sólo hecho de ver ese paisaje y de sentir que se ha vencido ese reto hace que todo el esfuerzo que significo subir valga la pena.Es tan fácil dejarse llevar por el pasado, ver las cosas desde la óptica de lo que pudo haber sido y no fue, de lo que se pudo haber dado y no se dio, vivir en el hubiera, pero para qué hacerlo… ¿para llegar al final de tus días y preguntarte, y si me hubiera permitido vivir y disfrutar mi vida en lugar de estar nomas pensando en lo que no fue? Es tan fácil vivir así… casí tan fácil como vivir en el futuro, esperando que las cosas sucedan, que las cosas cambien, conseguir lo que deseas para poderte permitir vivir, esperando que aquello que hace falta en tu vida llegué a ti para permitirte disfrutar lo que tienes, y cuantas cosas se van entre tus dedos mientras esperas, bien decía John Lennon “La Vida es aquello que sucede mientras hacemos planes”, ¿cuántos planes más por hacer mientras se escapa la vida de tus manos?; se necesitan Cojones para vivir el presente, para aceptar las circunstancias que se están pasando, cualesquiera que estas sean, para aceptar Lo Que Es, y ocuparnos de nuestra vida en lugar de sólo estarnos preocupando por lo que fue o por lo que puede llegar a ser en un futuro…

No se puede buscar cambiar algo desde la Mediocridad, para comenzar un proceso de Crecimiento, hace falta estar dispuesto a dejar de lado la Mediocridad, las medias tintas, por ahí se dice que no se puede estar Medio Embarazado, o se está o no se está, igual pasa con el Crecimiento, no se puede medio buscar crecer, o se crece o no, y cuantas veces pasamos queriendo crecer, queriendo transformar algo que nos está lastimando pero la mediocridad llega y el miedo nos invade, dejando que hagamos las cosas a medias, tan sólo con el sabor en la boca de que lo intentamos pero que no hicimos lo suficiente, buscando sólo justificaciones y pretextos del porque no pudimos lograr lo que nos proponíamos, preguntando por qué no logramos conseguir aquello que queríamos…

No podemos ir por la vida esperando que las cosas cambien si nosotros no estamos dispuestos a convertirnos en agente de cambio, es como si alguien quisiera que todos en su casa fueran vegetarianos pero el seguir comiendo carne, para buscar que cambie algo hay que comenzar por Uno Mismo, y para poder comenzar por Uno Mismo hay que tener algo que a muchos “Líderes” de la historia les ha faltado y que por eso nomas se les recuerda como líderes de masas en lugar de como líderes de vida, Humildad, sin la humildad no se puede buscar cambiar nada a nuestro alrededor, la humildad es necesaria para poder ver nuestros propios errores, para no creernos semi-dioses que todo lo pueden, que ya crecieron lo que tenían que crecer; después de todo el ser humano tiene la oportunidad de crecer hasta que está en la caja, mientras aún tengamos la oportunidad de respirar y de que nuestro corazón lata dentro de nuestro pecho tenemos la oportunidad de crecer, de mejorar, pero para poderlo hacer se debe tener la humildad para poder ver hacia adentro en que estamos fallando, que áreas de oportunidad existen en nuestra vida por mejorar, que áreas hemos desatendido en nuestra búsqueda de mejorar otras, es como aquella persona que desea tanto una pareja pero que cuando la tiene se aleja de su familia, sin humildad no se puede trabajar en mejorar, y sin buscar esa mejora constante de la que hablan los japoneses con sus 5 “S” no podemos esperar que se de el cambio que queremos ver en nuestro mundo.

Puede que te hayas perdido

A %d blogueros les gusta esto: