abril 14, 2021

Alicia y el Maestro llevaban 3 meses en aquel lugar, y aunque no podía encontrar aún la forma de descifrar a su maestro al menos había aprendido a tolerar sus excentricidades.
Cuando llegaron a aquel lugar el Maestro le pidió que meditara durante 3 días, mientras el se hacía cargo de las labores de la casa, y aunque le soprendió el cambio en la dinámica que llevaban decidió intentarlo, al tercer día Alicia se acercó consternada a el Maestro:
Alicia: Maestro, ¿Por qué tanto dolor?

Maestro: Porque al permitirte sentir siempre corres el riesgo de sentir dolor.
Alicia: Y ¿sí el dolor no desaparece? No es justo

Maestro: No se trata de justicia, se trata de Rendirse ante lo que Es. Si te niegas a sentir por miedo al dolor lo único que haces es encapsular y hacer que el dolor se convierta en veneno, y este veneno a su vez se convierte en sufrimiento que terminas pasando a otras personas. Como si de una herida que dejas que se infecte se tratara, pero esta herida infectada puede llegar a infectar a quienes están a tu alrededor. El dolor aunque puede ser difícil al menos es algo temporal, el sufrimiento y el veneno puedes traerlo y estarlo esparciendo toda tu vida.
Alicia: Pero ¿el sentir ese dolor no es necesario, no?

Maestro: Duele más a largo plazo el reprimirse y encapsular ese dolor y permitir que se vuelva sufrimiento y veneno.
Alicia: Y ¿sí nunca te abres?

Maestro: Cuando eres incapaz de abrirte es porque alguien en el pasado ya te había lastimado y habías encapsulado el dolor.
Alicia: Pero entonces, ¿Cuánto tarda el dolor en salir?

Maestro: No lo se, cada quien tiene su propio ritmo para poder sanar, no existe un tiempo establecido, depende de la historia de vida y de la profundidad de la herida que lo causa.
Alicia: Aún siento ese dolor, y no creo que nunca se vaya

Maestro: Es por lo que de vez en cuando hay que limpiar ese corazón que tanta basura ha acumulado.
Alicia: Es algo que jamás comprenderé.

Maestro: Es valido también extrañar y reclamar, aún cuando no se pueda comprender, el dolor no es algo que debas comprender, tan sólo algo que debes dejar salir y dejar que sane…

Puede que te hayas perdido

A %d blogueros les gusta esto: