abril 14, 2021

29 de julio 2020

Es impresionante el nivel de veneno que puede intentar aventar alguien con tal de justificar sus estupideces aun dañando a terceros.
Roberto Urby, cursó estudios en Ingeniería en Sistemas Computacionales y Psicología antes de certificarse como Coach de Vida Personal y Empresarial por TeamLeader CDH en Guadalajara, Jal., Capacitador certificado por el CONOCER en Diseño, Impartición y Evaluacion de cursos de Formación de Capital Humano con 14 años de experiencia en diseño e Impartición de cursos Vivenciales y Empresariales, autor del ensayo «Cómo alcanzar los Sueños: Breve guía para aplicar la Ley de la Atracción y entender nuestro Sistema de Creencias», creador del programa de Formación de Postulantes para profesionalizar la formación como Coach en Gestión Emocional y CoCreador del sistema Juvenil Integrado: Inteligencia Emocional para Adolescentes exclusivos de CreeySe

La mediocridad del ser humano es tan solo un reflejo de lo que hay en su mente, si no es capaz de responsabilizarse de sus actos buscará justificar sus errores y decisiones. Si permites que tu mente se llene de justificantes y de veneno tarde o temprano estas mismas caerán sobre ti mismo, recordándote tus limitaciones humanas y como dice el dicho “aquello que haces se te hará”.

La paz mental es el resultado del trabajo que realices con tu propia mediocridad, es el resultado de dejar de evadir y justificar y aventar veneno a otros y responsabilizarte de aquello que eres, lo que haces y lo que tienes en tu vida.

Entrena tu mente para evitar enviar veneno por justificar aquellas estupideces que temes reconocer, si no lo haces corres el mismo riesgo que el escorpión, que hasta la cucaracha lo mata al hacerle inyectarse su propio veneno. Todos los seres humanos somos capaces de dejar de ser escorpiones justificando nuestro nivel de estupidez y podemos responsabilizarnos de nuestros actos para crecer sin dañar a terceros en el intento…

‎Se como el lobo, fuerte en la soledad y solidario en el grupo

La soledad es el espacio para crecer el espíritu, el grupo para demostrar la madurez. Cuando buscas que el grupo te proteja y te defienda tan solo demuestras tu propia debilidad y tu egocentrismo.

Cuando eres como el lobo tus acciones hablan mas que tus palabras y ayudan a crecer al grupo desde tu propia fortaleza interior. Sólo los mediocres y los cobardes usan el poder del grupo para protegerse y buscar cobrar las heridas recibidas.

Un líder real es como el lobo que sus peleas personales las libra desde el frente de su grupo o sólo sin involucrar a otros.

Un líder real usa su fortaleza interna para enfrentar las tormentas de su vida y como el lobo protege a los suyos en el proceso, no usa a otros para pelear sus batallas, usa su vida como ejemplo para dirigir cuando la batalla se acerca.

Que prefieres ser? Mediocre o Líder Real? Escorpión o Lobo?…

Puede que te hayas perdido

A %d blogueros les gusta esto: