abril 14, 2021

3. Mi Realidad y el Sistema de Creencias

Pero, ¿por qué decimos que si el “Sistema de Creencias” no está de acuerdo con nuestras visualizaciones estas nunca se harán realidad? Como decíamos nuestro “Sistema de Creencias” es el lente con el cual se forma “Mi Realidad”, este Sistema es el que crea nuestra forma de ser, los logros que alcanzamos y las limitantes que tenemos. Por así decirlo nuestro “Sistema de Creencias” es la base sobre la que se forma nuestra vida.

En el capítulo anterior hablábamos de que más allá de la metafísica y mercadotecnia que ha envuelto La Ley de la Atracción (LOA por sus siglas en inglés) buscaríamos llevar La Ley de la Atracción a un plano más psicológico para entenderla y poderla utilizar a nuestro favor. Ya hablamos de la diferencia entre “Mi Realidad” y “La Realidad del Otro” y como ésta percepción de “Mi Realidad” está directamente relacionada con nuestra educación y nuestra experiencia y dijimos que en su conjunto esta mezcla de nuestra educación, tanto la que recibimos en la casa como la que nos dan en la escuela, nuestros valores adquiridos, experiencias vividas, etcétera, forman un lente al que llamamos nuestro “Sistema de Creencias” que si no juega a nuestro favor a la hora de utilizar La Ley de la Atracción por más que lo intentemos será inútil.

Pero, ¿por qué decimos que si el “Sistema de Creencias” no está de acuerdo con nuestras visualizaciones estas nunca se harán realidad? Como decíamos nuestro “Sistema de Creencias” es el lente con el cual se forma “Mi Realidad”, este Sistema es el que crea nuestra forma de ser, los logros que alcanzamos y las limitantes que tenemos. Por así decirlo nuestro “Sistema de Creencias” es la base sobre la que se forma nuestra vida.

Podríamos decir que nuestra vida, “Mi Realidad” es como una mesa, y nuestro “Sistema de Creencias” son las patas que mantienen esa mesa, si no existiera este “Sistema de Creencias” la mesa (“Mi Realidad”) no tendría estabilidad y sería fácil que pudiera desplomarse, así pues, nuestro “Sistema de Creencias” es estas patas que mantienen nuestra mesa y es indispensable que sean sólidas para nuestra propia protección.

Pongamos un ejemplo al respecto, supongamos que soy una persona que busca una pareja estable, que le respete y comparta mis gustos y mi visión de futuro, y con base en éste “Deseo Personal” comienzo a visualizarme con esa pareja y con esa vida que tanto quiero; sin embargo, por ciertas experiencias que he tenido en mi vida mi “Sistema de Creencias” ha creado una pata en esa mesa que sustenta “Mi Realidad” que dice “que una pareja tan sólo es un obstáculo para obtener el éxito económico y la estabilidad en mi vida”.

La principal preocupación de mi “Sistema de Creencias” es mantener mi mesa nivelada, entonces ve mis visualizaciones como si de un hacha se tratara, que intenta cortar una pata sin la cual la mesa se ladearía y terminaría cayendo, y buscando evitar que mi mesa caiga va a buscar reforzar la pata, que por un lado le estamos dando de hachazos con nuestras visualizaciones, reforzándola y haciéndola más gruesa.

Podemos imaginarnos mi visualización como esa hacha que por un lado está golpeando la pata de nuestra mesa y por el otro lado a nuestro “Sistema Creencias” como un experto carpintero que del otro lado va buscando reforzar esa pata para mantener el equilibrio de la mesa. Así pues, mi visualización nunca llega a concretarse.

Tal vez conozca a muchas opciones de pareja pero mi “Sistema de Creencias” pareciera que pone un radar en mi cabeza para identificar y atraer en su búsqueda personas que fortalezcan aún más mi “Creencia” y por otro lado mi visualización también está poniendo un radar en mi cabeza para identificar y atraer en su búsqueda personas que cumplan con mi “Deseo Personal”, así que tengo en mi cabeza instalados dos radares que buscan exactamente lo contrario, así pues ¿Qué tipo de personas voy a atraer? aquellas que se adapten al radar que sea más potente en mí, y normalmente el radar más potente es el de mi “Sistema de Creencias” ya que lleva más tiempo funcionando y está mucho más arraigado, y si atrae a una persona que fortalece mi “Creencia” va a crear un doble juego, ya que por un lado se fortalece más mi creencia y por el otro se debilita mi radar de visualización ya que es como si me dijera mi “Sistema de Creencias”: “Ya vez, las parejas tan sólo te obstaculizan y te complican la vida, tus visualizaciones no te convienen porque te hacen buscar algo que no existe para ti.”

Así pues, si mi “Deseo Personal” es diferente a mi “Sistema de Creencias” ocasiona que mi visualización de “La Ley de la Atracción” sea diferente a “Mi Realidad”.

Esta es la principal razón por la que La Ley de la Atracción no funciona para todos, pero entonces ¿Cómo podemos hacer funcionar La Ley de la Atracción en una situación así?, la manera de hacer funcionar La Ley de la Atracción es modificando mi “Sistema de Creencias”. Y para poder modificar mi “Sistema de Creencias” debemos empezar por entender nuestro “Deseo Personal” y de dónde viene.

En el capítulo siguiente analizaremos los “Deseos Personales”, el de dónde vienen y el por qué contradicen muchas veces a nuestro “Sistema de Creencias” para una vez entendido esto poder empezar a modificar nuestro “Sistema de Creencias” y usar con éxito La Ley de la Atracción.

Siguiente

Puede que te hayas perdido

A %d blogueros les gusta esto: