abril 14, 2021

4. El Deseo Personal y La Ley de la Atracción

ca. 2001 --- Woman's Eye and Globes --- Image by © Royalty-Free/Corbis

Así, mi “Deseo Personal” se basa principalmente en aquellas “Creencias” que se formaron de manera indirecta en mi vida, en mis “Creencias Indirectas” y de la misma manera mi “Deseo Personal” busca contradecirlas muchas veces.

Ya separamos los conceptos de “Mi Realidad” de “La Realidad del Otro” y definimos cómo esta percepción de “Mi Realidad” está directamente relacionada con el lente que forma nuestro “Sistema de Creencias”. Ejemplificábamos ésta relación con una mesa, en la que “Mi Realidad” es la mesa en sí, mientras el “Sistema de Creencias” eran las patas que sostienen ésta mesa, y decíamos que mientras nuestro “Deseo Personal” sea diferente de nuestro “Sistema de Creencias” nuestra visualización basada en “La Ley de la Atracción” no podrá llegar a formar parte de “Mi Realidad”. Ahora ahondaremos más en el “Deseo Personal” y lo que éste implica dentro de “La Ley de la Atracción”.

El principal ingrediente de las visualizaciones en “La Ley de la Atracción” es mi “Deseo Personal”; se trata de aquellas cosas que deseamos lleguen a nuestras vidas, pero, ¿de dónde viene éste Deseo? Como mencionábamos en la entrada anterior “Mi Realidad” está formada por mi educación, mi experiencias vividas, mi familia, etc., es decir, toda aquella información que recibí a lo largo de mi vida, y esta información que recibí llegó a mi mente de dos maneras, la primera de ellas de manera directa: por ejemplo si me enseñaron que “pobre nací y pobre me moriré” y ésta enseñanza pasó a formar parte de “Mi Sistema de Creencias” tendré la certeza de que esa es “Mi Realidad” y así he de vivir, pero al mismo tiempo que recibí esa información de manera directa también recibí otra información de manera indirecta, es decir, recibí una “Creencia Indirecta” en nuestro ejemplo se trataría de “la riqueza y abundancia económica no está hecha para mi” ya que la primer “Creencia” no puede sobrevivir sin la segunda, según éste juego de Creencias no se puede nacer pobre y vivir en riqueza y abundancia económica.

ca. 2001 — Woman’s Eye and Globes — Image by © Royalty-Free/Corbis

Así, mi “Deseo Personal” se basa principalmente en aquellas “Creencias” que se formaron de manera indirecta en mi vida, en mis “Creencias Indirectas” y de la misma manera mi “Deseo Personal” busca contradecirlas muchas veces. El problema como se puede ver es que, aunque sean indirectas de cualquier manera se trata de elementos de mi “Sistema de Creencias” es decir, sigue tratándose de las patas que sostienen la mesa de “Mi Realidad” y por lo tanto mi “Sistema de Creencias” va a hacer todo lo posible por evitar que mi mesa tenga el riesgo de caerse o de desestabilizarse.

Hasta aquí hemos hablado del ¿por qué no funciona siempre La Ley de la Atracción? y de los elementos que influyen en ésta, antes de continuar haremos un pequeño resumen de los elementos que hemos analizado hasta aquí:

“Ley de la Atracción”: Más allá de la metafísica y de la mercadotecnia que la han envuelto lo manejaremos aquí como las visualizaciones de aquellas situaciones o circunstancias que queremos estén presentes en nuestra vida.

“Mi Realidad”: Se trata de la forma en que percibimos el mundo que nos rodea, puede ser totalmente opuesta a “La Realidad del Otro”.

“La Realidad del Otro”: Se trata de la forma en que otra persona percibe el mundo que lo rodea, aun cuando se trate del mismo mundo que el mío.

“Sistema de Creencias”: Es el lente por el medio del cual percibo “Mi Realidad”, se podría comparar con las patas de una mesa, siendo que la mesa en sí es “Mi Realidad” mi “Sistema de Creencias” es el encargado de mantenerla estable y firme.

“Creencias”: Son aquellas certezas que tenemos en base a nuestra educación en casa, en la escuela, iglesia, nuestras experiencias vividas y etc.

“Creencias Indirectas”: Son aquellas Creencias que se forman de manera indirecta en nosotros para reforzar la Creencia que aprendimos. Lo resumimos como CI.

“Deseo Personal”: Se trata directamente de las situaciones o circunstancias que deseamos en nuestras vidas, sin embargo, muchas veces se contrapone directamente a nuestras “Creencias Indirectas”.

Ahora que ya hemos analizado un poco más a fondo el cómo funciona nuestra mente con respecto a La Ley de la Atracción y el por qué muchas veces nuestras visualizaciones no funcionan como nosotros quisiéramos, podemos pasar a enfocarnos en modificar nuestro “Sistema de Creencias” para que las visualizaciones puedan realizarse exitosamente.

Siguiente

Puede que te hayas perdido

A %d blogueros les gusta esto: