abril 16, 2021

¿Por qué es necesario el sufrimiento?

En el aprender a entender el sufrimiento está la solución al mismo y de esa forma se puede tener una existencia más sana. Esto suele ser difícil de entender en medio de una situación conflictiva o de sufrimiento, especialmente porque...

Que es el sufrimiento? El sufrimiento es el padecimiento, la pena o el dolor que experimenta un ser vivo. Se trata de una sensación, consciente o inconsciente, que aparece reflejada en desgano, agotamiento, infelicidad, o infinidad de manifestaciones desde físicas, emocionales o alteraciones de la vida y la persona. Ante el sufrimiento, se produce una serie de emociones o estados, como la frustración o la ansiedad. Como el sufrimiento es inherente a la vida, el ser humano no debería tratar de evitarlo, sino de comprenderlo. En el aprender a entender el sufrimiento está la solución al mismo y de esa forma se puede tener una existencia más sana. Esto suele ser difícil de entender en medio de una situación conflictiva o de sufrimiento, especialmente porque el dolor bloquea y debilita  las habilidades cognitivas; pero mostrarnos indefensos ante las desgracias es una decisión propia, el dolor, por lo general viene de una perdida, pareja, trabajo fallecimientos, etc. Aquí es donde hay que reconocer cuales dependen de mí y cuáles de la circunstancia, independientemente de esto, el sufrimiento es un gran maestro. El dolor es inevitable el sufrimiento es opcional.

Todo depende de cómo se vive el sufrimiento, la base esta en cuestionar nuestra forma de pensar, la actitud, las creencias, pero sobre toda la mentalidad que nos ha llevado a tener una determinada percepción de lo que está pasando y que nos ha llevado a la experiencia del sufrimiento. Estas experiencias de vida llevan a entender que la realidad no es cambiable; que la situación de la cual estamos sufriendo ya ocurrió y esta no va a cambiar por mas sufrimiento que tengamos, pero si podemos modificar la forma en como estamos interpretando la realidad, la forma en la que se decide interpretar el sufrimiento nos lleva al conocimiento de sí mismo.

El sufrimiento es el gran maestro porque da las herramientas necesarias para al autoconocimiento y adecuado desarrollo de la autoestima, para esto es necesario tener la suficiente humildad frente al sufrimiento, de entender que no se trata de cambiar la realidad, sino de modificar la interpretación subjetiva y distorsionada que hacemos de la realidad, porque no nos conocemos y estamos tiranizados, por la ignorancia, la inconsciencia, traumas, heridas, creencias limitantes, emociones reprimidas, por lo cual necesitamos conocer nuestro mundo interior.

Cuando reconozcamos que somos capaces de aceptar que la realidad es diferente de toda esa ignorancia, inconsciencia, traumas, heridas, creencias limitantes o emociones reprimidas, que traemos y somos capaces de reconocerlo y aceptarlo, pero sobre todo ocuparnos de arreglar todo esto inadecuado que cargamos, entonces, nosotros nos permitiremos permite manejar el sufrimiento y no quedarnos con él, sino aprender de el cuando seamos capaces de reconocer que la realidad no depende del cuento o la historia que nosotros nos queremos contar, desde la creencia utópica de que la realidad depende de mí, y no del hecho en que los eventos ocurren independientemente o dependiente de nosotros.

Todo es cuestión de que estamos aprendiendo, como lo estamos interpretando, que estamos haciendo para corregir todas esas creencias erróneas que traemos,  pero sobre todo, si  está creciendo mi autoconocimiento y mi autoestima; esto es necesario, para cuando se presente el siguiente evento doloroso, sea capaz de manejarlo con responsabilidad y no desde, el hacernos la víctima o estar limitada en recursos de solución o muy egocéntrica, o muy reactiva y nos lleva a perturbación y al sufrimiento.

Hay que recordar:

El dolor es inevitable el sufrimiento es opcional.

No somos las historias o cuentos que nos contamos.

El hecho es neutro, depende de lo que hacemos con lo que nos está pasando. Si con lo que tenemos no somos felices con lo que nos falta tampoco seremos.

Puede que te hayas perdido

A %d blogueros les gusta esto: