abril 13, 2021

4 Principios y un saludable Destino

Los cuatro cuidados importantes, que descubrí conforme fueron pasando los años, y que realmente mejoraron mi destino, son los siguientes...

por Yokoi Kenji

Hace muchos años escuché, que el destino o rumbo de mi vida, era como los cuidados en la crianza de un hijo, y que según los cuidados que yo le brinde a mi hijo el sería una alegría para mi, o sencillamente se me saldría de las manos cual muchacho rebelde y sin control.

Los cuatro cuidados importantes, que descubrí conforme fueron pasando los años, y que realmente mejoraron mi destino, son los siguientes:

Admiración

Cuida bien con quien andas y a quien admiras. Analiza las influencias que alimentan tu respeto y el criterio por el éxito que vez en los demás, pues allí, se esconden tesoros o fracasos para tu destino.

Pensamientos

Cuida lo que piensas, procura convertirlo en palabras audibles, para que no crezca una voz interna y dominante que calla tu identidad.

Expone sin temor tus pensamientos y evade las conjeturas. El silencio también es un tipo de agresión, la gente que habla se equivoca, los que no lo hacen, simplemente no crecen.

Dignidad

Se lucha por sueños, logros y éxitos con humildad y sin arrogancia, pero si en algún momento estos te piden a cambio tu dignidad, párate firme y diles que no está en venta, no tengas miedo a perder oportunidades o estatus por tu dignidad.

Los principios pueden evolucionar y madurar, pero no se cambia por éxitos.

Decisiones

Las decisiones no son un dolor de cabeza para aquel que sabe: Devolverse, pedir perdón, rendirse a tiempo, decir me equivoque y adiós amor.

Lo que deteriora y daña nuestro destino es la ambigüedad, la indecisión, la duda constante y el temor a equivocarse por puro orgullo. Como bien dice mi esposa: Por la indecisión se quedó sin el pan y sin el queso

Recapitulemos los 4 cuidados

Admiración por lo bueno y no lo malicioso.
Pensamientos que se llevan a la voz, y no una voz interna que nos secuestra en solo pensamientos.
Dignidad, sencilla, humilde, dispuesta a crecer pero jamás a ser vendida por riqueza alguna.
Decisiones: La ambigüedad y el orgullo nos deja en la ruina, pero mientras hay vida hay esperanza de tomar buenas decisiones.

Puede que te hayas perdido

A %d blogueros les gusta esto: