abril 14, 2021
Eso que niegas, no aceptas y reprimes aparece de diferentes maneras, a veces con una máscara de prepotencia, de gran sabiduría, o de desprecio a la vida. ¿Cómo vamos a hacer para reconocer esa sombra en el inconsciente? ¿Lo que estamos negando?

Lo que niegas te somete, ese aspecto de ti que no estas aceptando y que no estas reconociendo te está estorbando y no te deja crecer como ser humano de manera personal o espiritual, por eso que niegas y no aceptas te pasas la vida enojado, triste, cambias de trabajo, no te gusta tu vida, eso que niegas es una sombra en el inconsciente, es el mal emocional que tienes dentro; eso que niegas, no aceptas  y reprimes aparece de diferentes maneras, a veces con una máscara de prepotencia, de gran sabiduría, o de desprecio a la vida. ¿Cómo vamos a hacer para reconocer esa sombra en el inconsciente? ¿Lo que estamos negando? Simplemente reconocer ese mecanismo de defensa que estamos utilizando y se llama desplazamiento. El Mecanismo de desplazamiento consiste en transferir emociones, sentimientos o situaciones a otra persona, animal, cosa o situación para que a mí no me cause ansiedad.

Porque nos causa problema aceptar lo negativo que nos está pasando, no solo eso, además, lo negativo que estamos haciendo, lo importante es no negar, es ver qué estoy viendo negativo en otra persona, para aceptar lo negativo que tengo en mi, debo de aceptar, reconocer y ocuparme de qué estoy viendo de malo en otra persona para poder enfrentarlo conmigo. Esto no se puede evitar, porque si no estoy reconociendo esa parte obscura de mi es cuando se genera una confusión del pensamiento que se llama Disonancia Cognoscitiva, aquí, es donde nosotros encontramos y establecemos esa falsa moral, porque no estamos reconociendo esa parte negativa de nosotros y se la adjudicamos a otra persona.

¿Cómo podemos trabajar con esa falsa moral o esa disonancia cognoscitiva? Primero, es reconocer lo que estamos negando, una vez reconocido, confrontarnos; en qué aspectos de la conducta y pensamiento de otras personas me estoy fijando y me están molestando, porque esos son los que tengo que trabajar, porque son los que yo tengo muy arraigados y no me doy cuenta que los ejecuto, tenemos que aceptar que no es la búsqueda de la perfección, porque esta no existe, es simplemente reconocer qué estoy haciendo mal, qué tanto me está afectando a mí, a mi desempeño como ser humano, a mi desempeño en la familia, en el trabajo, en mi entorno, social y espiritual, calcular el grado de daño que se está infringiendo y tomar las medidas adecuadas.

Confrontamos no es fácil, requiere de un gran esfuerzo de parte nuestra, requiere de estar siempre pendiente de cuestas, conductas, actitudes y pensamientos de esta parte negativa de nosotros mismos, pero, mientras más soy consciente y me ocupo de esta parte negativa de mí, ésta va perdiendo fuerza, no es fácil este camino, es un viacrucis, pero cuando somos capaces de recorrerlo, vamos creciendo y eliminando de nuestro comportamiento esa parte negativa de mí. Todo ser humano que quiera realizarse y aceptarse debe de recorrer este camino, nadie puede evitarlo, todos en algún momento lo recorremos, si no lo hacemos, es donde nos sentimos infelices y no nos explicamos porque me va mal en la vida porque mis finanzas, mi vida personal, mi familia, mi vida de pareja esta mal. Hagan un experimento, pongan en algún lugar una fotografía de ustedes, y cada que hagan un comentario negativo de una persona, animal, cosa o situación, le ponen una raya a la fotografía, a la vuelta de un mes observen la fotografía y van a ver que no se reconocen, así de dañino es esa parte obscura esa sombra en el inconsciente que es el mecanismo de defensa del desplazamiento

Puede que te hayas perdido

A %d blogueros les gusta esto: